Informe Especial: Caso Porretti - Pinamar
  • Narrow screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Wide screen resolution
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Martes 18 Dic 2018
Informe Especial: Caso Porretti Imprimir E-mail
Indice del artículo
Informe Especial: Caso Porretti
Caso Porreti parte 2

Informe especial

En vísperas del feriado largo del 17 de agosto, con un Pinamar que intenta empezar a recomponerse tras la baja en su principal ingreso, la actividad turística, perjudicada por la gripe A y la contracción de la actividad económica, el destituido intendente Roberto Porretti instaló una carpa frente a la municipalidad de Pinamar para pedir "elecciones ya". 

Los vecinos -y los turistas- quedamos nuevamente expuestos y empujados a formar parte de algo que no elegimos; una mezcla de desconcierto y hasta de enojo, tanta información cruzada y contradictoria en medio de nuestras actividades y necesidades cotidianas que tanto esfuerzo nos llevan.

La verdad es que uno se cansa, aunque también existe la necesidad de entender qué pasa y de tratar de formar nuestra propia opinión sobre eso, evitando absorber mensajes falsos.
 
Lo cierto es que en el marco de la situación legal que atraviesa nuestro partido no hay posibilidad de llamar a elecciones. Para que eso pueda suceder, la justicia tiene que dictar sentencia en el juicio que lleva Roberto Porretti en contra del HCD (Honorable Concejo Deliberante) de Pinamar por lo que él consideró una destitución injusta. ¿Por qué y a quién presiona  Porretti?
 
En este informe especial de dpinamar trataremos de traducir en palabras simples, una situación compleja, con la ayuda y el asesoramiento de profesionales y dirigentes que nos aportaron claridad para informar, lo más objetivamente posible, sobre este lamentablemente famoso "caso Porretti" y la situación actual.
 
Recordando un poco
La causa penal
 
En febrero de 2008 la Justicia investiga la denuncia de los empresarios Rubén Cameroni y Javier Porjolovsky, que acusaron al entonces intendente de Pinamar y a su secretario de gobierno, Aldo Leonián, de intentar extorsionarlos cobrándoles 400 mil pesos para no cerrarles una discoteca, documentando parte de la prueba en un famoso video.
 
Iniciada la investigación, el 11 de febrero la fiscal María Fernanda Haschmann pidió dos detenciones por esta causa: Leonián fue arrestado, pero Porretti logró evitarlo escapándose mientras se le hacía un reportaje radial.

Días más tarde sus abogados logran un recurso de exención de prisión que quedó en pie hasta fines de marzo, cuando la Cámara de Dolores lo rechazó. El 4 de abril y luego de 8 horas de ser buscado, Porretti se entregó y quedó preso 27 días hasta que una excarcelación extraordinaria lo dejó libre hasta la fecha.

La causa penal y el HCD (Concejo Deliberante)

Al ser denunciado y al haberse iniciado un juicio penal contra el intendente, la justicia tiene que dar aviso al HCD y pedirle que actúe, y así lo hizo la fiscal Haschmann el 14 de Febrero.
 
Ante ese pedido judicial el HCD procede a la creación de una Comisión Investigadora, tal como lo dicta para estos casos la Ley Orgánica Municipal, para llevar a cabo una revisión sobre la posible existencia de transgresiones en la administración, dado lo que penalmente se estaba investigando.

Es decir, no era misión de la Comisión del HCD acumular prueba sobre la denuncia penal, sino sobre la posible existencia de transgresiones en la administración, como lo establece el art. 249 de la Ley Orgánica.
El HCD no puede actuar sobre el hecho penal, no tiene facultades para eso.

Cumplidos los plazos que fija la ley y en uso de las facultades que tiene un poder legislativo municipal, el 12 de Junio de 2008 el HCD destituye a Porretti por 14 transgresiones (faltas, irregularidades) de orden administrativo que fueron descubiertas y probadas en la investigación.

Es por esas 14 transgresiones cometidas en su corto tiempo de mandato que Porretti fue destituido, y no por la causa penal que se inició con el famoso video, que aún continúa en la justicia y que probablemente en algún tiempo irá a juicio oral.
(la causa penal sobre el presunto pedido de coimas sigue su curso y Porretti sigue procesado en la misma: cuando Porretti habla de un sobreseimiento en esa causa, no aclara que es sólo en Primera instancia, aún faltan dos y en esas no ha sido sobreseído.)

Tengamos en cuenta que todos los concejales, elegidos por voto del pueblo, orgánicamente decidieron la destitución por unanimidad, y la decisión tomada se ajustó a derecho, no existiendo una vía legal en lo administrativo que indique que la misma pueda ser revisada o desautorizada.

De Vito, quien también había sido elegido por el pueblo junto a Porretti, asume como interino luego de que Porretti fuera encarcelado en abril de 2008 procesado por extorsión. Esto es de acuerdo a lo que indica la Ley por ser "el primer Concejal de la lista a que perteneciere y que hubiere sido electo conjuntamente con aquél"

Después de la destitución
 
Luego de ser destituido, a Roberto Porretti le asiste el derecho de ir al único estadio judicial que tiene un Intendente destituido: la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Bs. As.
 
Así inicia una demanda en contra del consejo deliberante de Pinamar diciendo “yo fui mal destituido y de lo que se me acusa yo no soy responsable”. Este es un juicio de Roberto Porretti contra el HCD de Pinamar.

La justicia entonces reúne pruebas, cita testigos y partes, sigue los procedimientos correspondientes y pide un dictamen a la Procuración General de Justicia bonaerense.

Ese dictamen de la procuración provincial resulta muy desfavorable a Porretti diciendo, entre otras cosas, "que su actuar es negligente, lesivo a los intereses del estado municipal y que falta a los deberes de funcionario público"
 
El 28 de junio de 2009 Porretti se presenta a las elecciones para concejal, porque no está inhabilitado por ningún organismo para presentarse como candidato, y obtiene el 28,31% de los votos, lo que le es suficiente para entrar al concejo en diciembre. (final de la nota en la página siguiente)



 
Compartir en Facebook